www.forotafalla.com

Foro abierto de Tafalla
Fecha actual Mar Abr 24, 2018 7:27 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Foro cerrado Este tema está cerrado, no puede editar mensajes o enviar nuevas respuestas  [ 1 mensaje ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Lun Oct 01, 2007 3:17 pm 
Desconectado

Registrado: Mié Abr 18, 2007 6:28 pm
Mensajes: 500
No localizando un lugar para nuestra Historia. Lo coloco aquí...


Pertrechada con abundantes suministros, municiones y dos piezas de artillería que les habían proporcionado los ingleses, la victoriosa División de Navarra puso sitio a la ciudad de Tafalla el día 8 de febrero de 1813. El jefe de la guarnición, compuesta por unos 400 franceses, envió emisarios al mando imperial del Ejército del Norte con la noticia de este ataque. Desde Pamplona salió inmediatamente en su auxilio el Gobernador de la plaza, el General Abbe, al frente de una columna formada por 3000 soldados de infantería, 2 escuadrones de caballería y ocho piezas de artillería. El General Mina, sin descuidar el asedio, le sale al paso derrotándolo en las cercanías de Tiebas y obligando a Abbe a regresar a Pamplona tras haber sufrido cuantiosas bajas. Perdidas las esperanzas de ser socorridos, tal día como hoy los ocupantes de Tafalla se rinden a los españoles y entregan la ciudad.
Francisco Espoz e Ilundáin había nacido en Idocin el 17 de junio de 1781. Hijo de labradores, la pronta muerte de su padre le deja al frente de la casa y tiene que hacerse cargo de las labores del campo. En 1808, el joven Francisco se pone al servicio de los franceses alistándose en la brigada del General Rotland, pero tres meses después cambia de bando y se presenta voluntario en el Regimiento navarro del Coronel Doyle, en esas fechas acantonado en Jaca. Tampoco ha pasado mucho tiempo cuando decide incorporarse al grupo guerrillero que lidera un sobrino suyo, Martín Javier Mina. El 29 de marzo de 1810, Martín es capturado en Labiano por una columna francesa y trasladado a Pamplona. Francisco asume el mando de los guerrilleros y en homenaje a su sobrino adopta el apellido con el que se haría respetar entre los suyos y odiar por los invasores: Francisco Espoz y Mina. Duro, en demasiadas ocasiones cruel, y siempre astuto, su arrojo y conocimiento del terreno le llevan a destacar entre los guerrilleros. En agosto de 1811, con el grado de Coronel es el jefe de la División de Navarra, y sus continuos éxitos en los campos de batalla mueven a los franceses a ofrecer una espléndida recompensa a quien lo capture o lo mate. En noviembre de ese mismo año ascendió a Brigadier y en 1812 consigue las charreteras de Mariscal de Campo. Finalizada nuestra Guerra de Independencia se opuso enérgicamente a la disolución de las fuerzas guerrilleras, y al ser desoído, el 25 de septiembre, junto a los Coroneles Górriz y Asura, intenta un golpe militar que fracasa y se ve forzado a huir a Francia y después a Suiza. Este exilio uniría a Mina con la causa liberal para el resto de sus días. El triunfo de Riego en 1820 le permite volver a España. En febrero llega a Navarra y es nombrado Comandante General, pero son constantes sus enfrentamientos con las autoridades civiles y para alejarlo de Pamplona se le envía de Comandante General a Galicia. Una vez allí, es acusado de mantener ciertas veleidades republicanas que él no se molesta en aclarar, por lo que es depuesto de su cargo el 16 de noviembre de 1821, marchándose a León. En 1822, en plena lucha entre absolutistas y liberales, Mina marcha a Cataluña y combate a las fuerzas realistas siendo ascendido al empleo de Teniente General por la brillante toma de Seo de Urgel, aunque también en Cataluña dejó pruebas suficientes de la ferocidad de su carácter. La entrada en España del Duque de Angulema y “los cien mil hijos de San Luis” en apoyo de la monarquía absolutista le obligan nuevamente a exilarse en Inglaterra y Paris, ciudades donde continúa con su actividad en contra de Fernando VII. A la muerte del Rey, su esposa, la Regente María Cristina de Borbón, dicta una amnistía a la que Mina se acoge y regresa a España. No obstante su bien ganada fama de masón y conspirador, la Reina le nombra Virrey de Navarra y Jefe del Ejército del Norte, enfrentándose durante la Guerra Civil que asola el país al General carlista don Tomás de Zumalacárregui, el cual le derrota en cuantos enfrentamientos tienen. En 1835 es nombrado Capitán General de Cataluña debiendo hacer frente a algunos intentos de reiniciar la causa del Pretendiente Carlos María Isidro. Es en esta etapa cuando se ve implicado en el suceso que manchará su honor para siempre: el fusilamiento de la madre del General carlista don Ramón Cabrera y Griñó, “El Tigre del Maestrazgo”. En abril de 1836, terriblemente cansado y enfermo, es casi seguro que padecía cáncer de estómago, dimite del cargo y se traslada con su esposa a su casa de Barcelona. Allí le encontraría la muerte el 13 de diciembre de ese año.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Foro cerrado Este tema está cerrado, no puede editar mensajes o enviar nuevas respuestas  [ 1 mensaje ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com